William Lindsay Gresham: de callejones, almas perdidas y ‘geeks’

A pesar del rotundo éxito que obtuvo casi inmediatamente después de su publicación, era complicado, por así decirlo, afirmar por aquel entonces que Nightmare Alley (1946) era “una buena obra literaria” en el más pedante sentido de la expresión: su propio género ya puntualizaba a priori (injustamente, se sobreentiende) que no era su campo el apropiado para cultivar cualquier…

Fabio Lanzoni, la osmosis definitiva de la novela rosa

Siempre recordaré (no sé muy bien por qué, pero al parecer lo haré) aquel día en el que, caminando por la calle, mi mirada miope se posó casualmente sobre un cartel que anunciaba cierta primicia en una discoteca de polígono y dudosa reputación. La primicia era la sigiente: “César Córdoba en la puerta”. Dicho así,…