Los retiros literarios organizados podrían considerarse un paso más dentro del desarrollo del turismo literario o, en todo caso, un servicio más pensado para facilitar el trabajo del escritor. En términos más evocadores podríamos resumirlo como aquel lugar creado para todos aquellos y aquellas que quieren o desean escribir una novela pero que no pueden hacerlo —o no quieren— en su contexto habitual.

Si eres de los que necesita desplazarse a otro paraje más evocador, ya sea bucólico o urbano, con otros autores en la misma situación que tú o en un contexto de soledad y con las necesidades básicas cubiertas, aquí recopilamos una serie de ideas y sugerencias que circulan por la red. No son una recomendación de Literary Notes ni tenemos experiencias cercanas que puedan confirmarnos la calidad de las propuestas. Sirvan estas propuestas como una representación variada y repartida a escala global de aquellos lugares que se ofrecen como una solución definitiva en la búsqueda del lugar y el momento perfectos para encarar la página en blanco o avanzar en los puntos más delicados de tu próxima novela. Sí, esa que guardas en el primer lugar de la lista de borradores más importantes y a la que quieres retirarle la etiqueta de “procastinar”.

Retiros literarios en islas paradisíacas

Wide Opening Writing prepara viajes —”no aptos para cualquier bolsillo”, como diría un blog viajero para dar a entender sus exorbitantes precios— con todo incluido y destinos exclusivos  en islas como Holbox (México) y Pantelleria (Italia). Los retiros incluyen o proponen una semana —o dos— en idílicos resorts. Clases de yoga y talleres de escritura (cómo no) entre las actividades.  Más información, aquí.

 

 

 

 

 

Retiro literario a la francesa ( y para amantes del buen vino)

La escritora Hazel Manuel ofrece, a través de su web, diversos retiros literarios con la opción de incorporar un tutor a tu proceso creativo. Además de eso, en uno de los retiros que propone, en el reconocido Valle de Loira francés, la cata de vinos de la región está contemplada como parte del plan. Si no avanzas tanto como te gustaría, siempre podrás usar la carta del escritor maldito y recluirte en la bodega. Si todo sale bien, un brindis para celebrar suena a happy end para el viaje. Más información, aquí.

Ya sabes el brindis que te espera si logras regresar con tu nueva novela bajo el brazo.

Retiro místico-literario

El imaginario evocador que desprenden ciertas regiones de Asia y ese magnetismo oriental que reúne la inspiración mística, el autodescubrimiento, la creatividad y la naturaleza —como en el exquisito libro de Peter Matthiessen El leopardo de las nieves, por citar uno entre incontables ejemplos— encuentran un enorme filón en los retiros literarios organizados. Para más información, aquí y aquí.

En la página web de Himalayan Writing aseguran ponerlo todo a tu disposición para que escribas en condiciones óptimas, pero nadie confirma que haya alguien capaz de quitarse la oscura neblina del bloqueo  literario (salvo tú mismo).  En la imagen, Nako (Himachal Pradesh) bajo la niebla.

Retiros para mujeres escritoras

También en una exótica isla y enfocado solo a mujeres, este retiro organizado por Travel Far Now muestra otra de las propuestas para retiros, en función del género (literario). El próximo que organizan en Bwejuu (Zanzíbar) será en enero de 2018 y estará enfocado a la poesía y la no-ficción. Más información, aquí.

Retiros urbanos en grandes ciudades

Si lo exótico te parece mejor dejarlo solo para las vacaciones y cuando te pones a escribir prefieres sentir la adrenalina de una gran ciudad, hay retiros más cercanos y listos para escribir entre rascacielos y bares de madera y con café orgánico. De entre las muchas ciudades en las que podrás encontrar un lugar preparado para tu gesta, Londres se sitúa muy arriba en las listas ofrecidas. Encontrarás desde una propuesta de “encierro” exprés de un día hasta una “terapia” Writer’s Block Detox, pasando por un plan para que logres tu primera obra en seis meses. También encontramos otra propuesta nada desdeñable y menos tópica —dentro de lo posible—: Dubrovnik. Más información aquí, aquíaquí.

Si te sobra inspiración, siempre puedes ir a Londres y ayudar o crear espontáneamente en sus calles.

Como puedes ver, hay tantos retiros literarios como posibles novelas o futuros libros y seguro que hay cientos de opciones más a tu alcance. Un lugar o un entorno que predisponen a la escritura no garantizan mejores resultados per se, pero sin duda un compromiso con ventajas placenteras de por medio suele allanar el camino, sea el que sea, siempre y cuando hayas elegido bien tu destino y seas de los que quedándose en casa tengan más que perder que no algo que contar.

Literary Notes en Facebook

It’s Written Literary Apparel en Facebook

La mayoría de retiros literarios del artículo los hemos encontrado en The Write Life. La imagen destacada es cortesía de rawpixel.com